Business à la mode

Recuerdo a Pepita Pérez desde mis épocas universitarias, ese lugar en el cual sabía que encontraría siempre la prenda perfecta o el outfit ideal para el momento que estaba necesitando, convirtiéndose en el espacio de reunión con mis amigas para hablar de moda y divertirnos.

La moda siempre ha sido parte de mis días, y así como iba creciendo y evolucionando mi amor y pasión por la moda, veía el crecimiento de Pepita Pérez no solo en cuanto a espacios o un local cada vez más amplio pero igual de acogedor, sino también en prendas, en tendencias, en el uso de estampados convirtiéndose en ese lugar donde sabía que podía acudir cada vez que una tendencia salía porque tenía la plena seguridad de que ahí la encontraría de primera, y así nació esta fiel cliente llevando con orgullo un voz a voz de las maravillas que podrían encontrar en este lugar, porque no solamente se trataba de tener el outfit ideal, se trataba de encontrar un lugar en el cual cada prenda te hiciera sentir segura, llena de poder y hermosa, recuerdo la vez que vi en Instagram ese vestido azul satinado con estampado de flores que sencillamente fue amor a primera vista a través de una pantalla, sabía que debía ser mío y mi cumpleaños número 24 se acercaba, era el momento ideal para lucirlo corriendo un miércoles antes de las 6pm con la esperanza de encontrarlo, recorrí el almacén de principio a fin y no lo veía y justo cuando iba a entrar al vestier con mi segunda opción de outfit vi en el rack de prendas que se han medido y que están por organizar nuevamente ese vestido, literalmente sentí que todo se me iluminó corriendo a probármelo, sentía que ese vestido había sido hecho para mí y que sencillamente estaba esperando a que nos encontráramos, era el único o el último que quedaba lo que lo ha hecho aún más especial para mí.

Historias como estas podría contarles muchas, como la vez que iba a presentar mi trabajo de grado y como buena conocedora de moda sabía que un buen outfit te brinda seguridad en tu andar y qué mejor que un culotte con el sello Pepita Pérez con sus básicas tan necesarias o aquella vez en que cumplía un año de independizarme y crear mi proyecto de vida Business à la mode, mi blog de moda, y encontré el pantalón ideal para sentirme hermosa y orgullosa de mi logro o cómo olvidar aquellas T-shirts cargadas de mensajes llenos de poder para esparcir esa bonita energía a través de la moda, un lugar en el cual mi hermana me vio inspirarme en moda y hoy compartimos el gusto por visitarlo, lugar que ha vivido incontablemente las asesorías de imagen que en cada visita le doy para encontrar su estilo propio con el toque fashionista Pepita Pérez uniendo nuestro lazo de hermandad.

Una de las experiencias más hermosas que he vivido es saber que en Pepita la mujer puede vivir su evolución y encontrar prendas para todo tipo de estilos, tallas y cuerpos, lugar que le recomiendo a mis amigas, conocidas y seguidoras de mi blog cuando me preguntan por alguna prenda o tendencia que desean.

Pepita Pérez se ha convertido en un álbum de historias y memorias para mí, cada prenda, cada bienvenida a este lugar lleva una historia tan única como especial.

Escrito por Natalia Mendoza Ballesteros creadora del blog Business à la mode